Conocer cómo preparar un examen es fundamental para obtener buenos resultados académicos y conseguir superar los diferentes retos que se presentan a lo largo del curso escolar.

La preparación de un examen debe abordarse con tiempo y dedicación ya que solo si mantienes un progreso continuado conseguirás obtener el aprendizaje necesario para su realización.

¿Te gustaría conocer las mejores pautas y métodos de estudio para pasar tus exámenes con éxito?. Quédate a leer este artículo, te mostramos los mejores consejos para superar tus pruebas académicas. ¡No te lo pierdas!

Realizar una buena planificación

La organización y la planificación son dos elementos claves a la hora de preparar un examen. Es importante que desde el inicio del curso escolar realices una planificación adecuada de las distintas materias existentes, ya que solo de esta forma podrás ir ampliando conocimientos progresivamente, de manera más tranquila y eficiente.

Con una buena organización evitarás el típico agobio de no tener suficiente tiempo para estudiar todo el temario. No sentirás estrés por llegar al examen con la lección a medio aprender y, por tanto, tendrás grandes probabilidades de pasar la prueba de manera satisfactoria.

Estudiar en un lugar adecuado

A la hora de estudiar debes seleccionar un lugar que permita sacar el máximo rendimiento de tu trabajo.

Elige un ambiente con una temperatura adecuada donde no exista una elevada sensación de calor, ya que eso te adormecerá. Igualmente, debe ser un espacio alejado de ruidos para que tu concentración pueda ser la máxima posible.

Prueba también a cambiar de lugar a lo largo de la semana, esto permitirá despertar el cerebro y estar mucho más activo. Además, con ello, mejorará la motivación y la implicación en el estudio.

Evitar las distracciones

Cuando llegue el momento de empezar a estudiar es importante alejar todos los elementos que puedan distraerte o supongan un efecto negativo para tu concentración.

Actualmente, una de las mayores distracciones de los estudiantes radica en la utilización del teléfono móvil. Estos dispositivos deben estar alejados de la mesa de estudio, guardados en la mochila y en silencio.

Solo con tener a la vista el smartphone, tu capacidad de concentración disminuirá y la probabilidad de que hagas uso del mismo con frecuencia se incrementará.

Realizar descansos

Realizar descansos entre el tiempo de estudio es fundamental para despejar la mente, afianzar conocimientos y mejorar la productividad.

Con cada hora de estudio es conveniente invertir 10 minutos de descanso. Aprovecha para salir del lugar de estudio, comer algún tentempié y hablar con compañeros.

Tras finalizar el estudio practica un poco de deporte. Conseguirás estimular el cerebro, reducirás la ansiedad y te sentirás renovado tras un duro día de trabajo.

Hacer simulacros de examen y practicar ejercicios

Uno de los métodos que mejor ayudan de cara a preparar un examen consiste en la autoevaluación. Esta técnica servirá para asentar y afianzar conocimientos, identificar en qué áreas necesitas reforzar el estudio y obtener mayor confianza el día del examen.

Para ello, piensa en el tipo de preguntas que podrían aparecer en el examen, repite ejercicios que tus profesores te hayan mandado a lo largo del curso, revisa las actividades realizadas, etc.

Dormir y mantener un estilo de vida saludable

Las horas que dedicamos a dormir así como la alimentación que mantenemos, también influye en la preparación de un examen.

Es importante que tanto en la noche anterior al examen como las relativas a los días de estudio establezcas unas adecuadas horas de sueño. Intenta dormir entre 7 y 8 horas diarias. Tu rendimiento dependerá en gran medida de tu descanso.

Del mismo modo, debes mantener una buena alimentación que te aporte la energía suficiente para abordar un día de estudio. No olvides incluir hidratos de carbono en tus comidas y tomar frutos secos.

Repasar el temario estudiado

Repasar los contenidos estudiados es fundamental para garantizar que se han comprendido a la perfección y que han sido almacenados en nuestra memoria.

Si no dedicamos un tiempo a repasar se pueden ir olvidando datos importantes sobre la materia. Por ello, es vital repasar los temas estudiados y así mantener en el largo plazo los conocimientos.

¿Qué te han parecido estos consejos sobre cómo preparar un examen?. ¿Conoces otras técnicas que te han sido de ayuda?. Déjanoslas en comentarios, estamos deseando leerte.

Si te gustaría utilizar Flup para tu academia o centro formativo para ayudar en el desarrollo académico de tus estudiantes no dudes en ponerte en contacto. Estaremos deseando de atenderte.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies